fbpx
marzo 19, 2022 Conecta Software

Improvisar. 1.tr. Hacer algo de pronto, sin estudio ni preparación.
Planificación. f. Plan general, metódicamente organizado y frecuentemente de gran amplitud, para obtener un objetivo determinado, tal como el desarrollo armónico de una ciudad, el desarrollo económico, la investigación científica, el funcionamiento de una industria, etc.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Diccionario de la lengua española, 23.ª ed., [versión 23.5 en línea]. <https://dle.rae.es> [10/03/2022].

La creación espontánea es la razón por la que hay algo en lugar de nada, el porqué de la existencia del universo, el porqué de nuestra existencia”
Stephen Hawking

En contra de la idea que encontramos en el imaginario social, aceptar cambios, ser flexibles y mostrar proactividad y resiliencia al contexto que nos rodea no tiene por qué ser sinónimo de improvisación. Los últimos años han demostrado cómo una excesiva planificación desprende una connotación igual de negativa que una falta de la misma. Siendo necesario integrar el concepto de flexibilidad.

Como organización, debemos tener siempre los objetivos claros, y los empleados deben conocerlos. A partir de ahí, tenemos la opción de iterar en varias formas hasta poder conseguirlos. En el equilibrio se encuentra, por tanto, el punto clave dentro de la cultura organizativa empresarial.

Cuando la improvisación es el peor enemigo social

Mario Satz, uno de los ensayistas de habla hispana más leídos en todo el mundo, expone entre sus múltiples teorías que un bebé se ríe mucho más que un niño. Un niño, más que un adolescente. Y un adolescente, más que un adulto. Para él, en los barrotes cotidianos se encuentra una de las explicaciones sobre las que se justifica la falta de alegría en la vida adulta.

Socialmente, los niños pueden jugar y experimentar. A medida que avanzamos en edad, el deber de la responsabilidad nos impide que nuestra conciencia nos permita llevar a cabo estas acciones con cierto temor a la aprobación social. Un comportamiento que tendemos a aterrizar en el mercado laboral cuando nos introducimos en él. Tendiendo a evitar el acto de la improvisación por la mala imagen que se puede desprender de este proceso. Apostando por la previsibilidad y la conservaduría como dos de los elementos que se deben integrar en nuestro ADN.

Wayne Dyer, por su parte, considera al acto de improvisar como la capacidad que tiene el ser humano para «ensayar cualquier cosa de repente, tomando la decisión de hacerlo en un momento, simplemente porque es algo que le gusta y de lo que puede disfrutar». Sin embargo, «el cargo de responsabilidad» es el gran enemigo de todo esto. Provocando que la acción descrita anteriormente carezca de sentido.

No lo llames improvisación si lo puedes llamar agilidad

En la practica totalidad de los diferentes escenarios de nuestro día a día, la confusión entre conceptos que utilizamos en nuestra cotidianidad suele ser un habitual. Una situación que se demuestra en torno a las cuestiones que surgen cuando nos referimos a terminología con la improvisación y la agilidad.

Improvisar permite descubrir el camino según cada paso, sin tener una idea de qué nos vamos a encontrar cuando alcancemos el siguiente. Las metodologías ágiles, por su parte, nos permiten continuar un plan que ha sido definido desde el principio. Sin embargo, este plan no es rígido, sino que permite adaptarse en todo momento tanto al feedback recibido en la realización del proyecto por parte del cliente como a las diferentes situaciones a las que nos hemos podido enfrentar.

Cada paso que decidamos modificar con respecto a la planificación inicial debe ser apoyado en la objetividad, el raciocinio y la analítica. Siempre con el enfoque en el corto plazo, pero con la imagen puesta en el medio y el largo plazo en nuestra menta. La improvisación, por su parte, únicamente nos permite pensar en el corto plazo.

La planificación es clave (solo) si es continua

¿No tener una fecha de entrega 100% definida es sinónimo de falta de profesionalidad? La relación entre proveedor y cliente tiende a apoyarse, en muchas ocasiones, en la necesidad de contar con una fecha de entrega que demuestre no solo la validez del proyecto en cuestión, sino también la profesionalidad del proveedor.

En la metodología Agile, es la planificación la clave para asegurar el éxito de estos entornos. Sin embargo, esta planificación únicamente va a tener su razón de ser si se encuentra constamente adaptada a los nuevos descubrimientos que se van realizando a medida que el proyecto va recorriendo etapas.

¿Qué es el método AGILE?

AGILE es una de las metodologías de trabajo que ha reunido un mayor interés por parte de una gran cantidad de empresas durante los últimos años. Esta reformulación de nuestra planificación organizativa permite descubrir nuevas formas de desarrollo que permiten mejorar tanto la propia experiencia de trabajo como la misma que ofrecemos a nuestros clientes.

En su idea original, AGILE nació como una herramienta sobre la que poder crear herramientas de software. Si bien es cierto que con el paso de los años el ámbito de aplicaciones ha sido mayor, no podemos perder de perspectiva su origen.

A través de este método, las empresas crean el escenario idóneo con el que ofrecer respuestas rápidas a todas las valoraciones y peticiones que se realizan en cada proyecto, con independencia de las fases en las que nos encontremos.

Par conseguirlo, AGILE se basa en cuatro puntos que son fundamentales:

  1. Las personas y las interacciones son la prioridad. Incluso por encima de los procesos y de las herramientas.
  2. La prioridad es que el producto debe funcionar perfectamente. Superando a la documentación extensa que puede surgir en el proyecto.
  3. Colaborar con el cliente de manera diaria siempre es preferible frente a establecer una negociación contractual.
  4. El proceso de trabajo debe responder ante el cambio.

Las ventajas de la metodología Agile

  • Mejora la calidad del producto final reduciendo los errores e imprevistos: El contacto con el cliente es constante, sin fricción, permitiendo la cooperación cuando se trata de conocer cuáles son sus necesidades.
  • Ayuda a mejorar la satisfacción con el cliente: Durante todo el proceso de producción, el cliente puede conocer cómo se está trabajando su proyecto. El feedback es inmediato y se puede pivotar nuestra estrategia.
  • Compromiso, motivación e implicación: Los beneficios de la integración de una metodología agile no aterrizan únicamente en el cliente, también en los propios trabajadores. Todo el proyecto depende del avance simultáneo de las diferentes subtareas que lo componen.
  • Eficiencia: La metodología Agile nos permite mejorar todas las partes de nuestro proyecto al mismo tiempo. Una forma mucho más rápida y eficiente de terminar el proyecto. Este apartado permite entregar de una forma mucho más rápida una versión funcional del producto en cuestión. Muy diferente a lo que ocurriría si trabajaremos de forma lineal.

Más allá del desarrollo: El marketing

La metodología AGILE va mucho más allá de la producción y del desarrollo de software, con una fuerte influencia en la disciplina del marketing. Tenemos que remontarnos al año 2012 cuando se comenzaron a producir las primeras manifestaciones en esta dirección. Según diferentes estudios llevados a cabo el respecto, el 40% de los especialistas del marketing trabajan en esta dirección. Integrando los beneficios de una práctica mucho más sencilla y ágil para el usuario.

Ningún plan sobrevive en el primer contacto con el enemigo.
Helmuth Carl Bernard von Moltke

AGILE trabaja, por tanto, en una metodología que permite mejorar tanto la motivación como la implicación del equipo a partir de la desgranación de las clásicas responsabilidades en materia de administración y de producción en tareas de tamaño mucho más concretas.

El marketing digital ha puesto de manifiesto durante los últimos años cómo el cambio es una constante en nuestro día a día. Las empresas deben tener la capacidad de adaptarse no solo a los cambios que se producen en el mercado y que pueden afectar a su operativa. También a las alteraciones que empresas como Google o Meta introducen en sus algoritmos y que pueden afectar de manera significativa la actividad de nuestro negocio.

Implementar una metodología ágil en todas las áreas de nuestro marketing nos va a permitir poder responder a este cambio con una mayor agilidad. Pero, para ello, debemos haber realizado de manera previa la inversión necesaria para monitorizar tanto el mercado como el conjunto de los movimientos llevados a cabo.

Los especialistas en marketing que apuestan por la metodología ágil no es que no planifiquen. Sino que sus planes están orientados a la entrega de un valor añadido, en vez de a la venta constante. Siempre con la libertad de improvisar y adaptarnos a los cambios en cada momento.

La regla del 70 – 20 – 10

Iterar es la esencia de las empresas que forman parte del contexto actual. Pero la palabra iteración no debe ser comprendida únicamente en la ejecución. Sino que también debe estar presente en la definición de los presupuesto que otorgamos a las diferentes acciones de marketing que deseamos llevar a cabo.

Para ello, muchas empresas que apuestan por la metodología Agil han integrado la fórmula 70 – 20 – 10 en su ADN:

  • El 70% de nuestro presupuesto y el 50% de nuestro tiempo debe estar enfocado a aquellas acciones que sabemos que funcionan y que nos van a ofrecer el retorno deseado en las cantidades esperadas.
  • El 20% de nuestro presupuesto y el 25% de nuestro tiempo tiene que estar enfocado a innovar en diferentes enfoques sobre aquellos que ya sabemos que funcionan.
  • El 10% del presupuesto restante, junto con el 25% final del tiempo, tiene que estar enfocado en ideas de alto riesgo. Siempre bajo la perspectiva de que muchas de ellas van a fracasar y tendremos que estar alterando nuestra idea original hasta que pueda producirnos algún tipo de beneficio. Únicamente cuando logremos la mejor fórmula para estas ideas será cuando comencemos a hacer inversiones de mayor tamaño.

Desprenderse de la concepción negativa del término de improvisación y encontrar el punto de equilibrio entre la misma y la planificación puede ser clave para integrar la agilidad suficiente en nuestro negocio que nos permita no solo cumplir con las necesidades del mismo, sino también apostar por los beneficios que encontramos en la innovación.

Aspectos tales como la iteración y la proactividad y flexibilidad al cambio son fundamentales para integrar el conjunto de todas nuestras acciones para acortar los plazos de entrega y tener una relación mucho más humana con nuestro cliente.

Contact

Suscríbete a Conecta Week

Newsletter & Podcast semanal sobre ecommerce. Súmate a 8000+ suscriptores y recibe las noticias clave en tu bandeja de entrada.


conecta software

Producto

Info

Soporte

Conecta tu Negocio.

922-014-341

Esta empresa ha recibido un préstamo participativo de la línea de «Creación y Desarrollo de PYMEs Innovadoras» del Fondo Canarias Financia 1 y cuenta con una cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional del 85% proveniente del Programa Operativo FEDER de Canarias 2014-2020, contribuyendo al cumplimiento de los objetivos del eje prioritario 1 «Potenciar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación «, Objetivo Específico 1.2.1 «Impulso y promoción de actividades de I+i lideradas por las empresas, apoyo a la creación y consolidación de empresas innovadoras y apoyo a la compra pública innovadora».

Proyecto Cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo y el Fondo Social Europeo (FSE) . Beneficiario: Conecta Software Soluciones SLU. Nº expediente: IPI2020010003. Inversión Aprobada: 71.895,20 €. Comienzo: 23/07/2020. Finalización: 20/01/2023. El presente proyecto tiene como objetivo el Desarrollo de una solución de movilidad comercial.

Proyecto Cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Beneficiario: Conecta Software Soluciones SLU. Nº expediente: EATIC2019010001. Inversión Aprobada: 173.800,00 €. Comienzo: 01/04/2019. Finalización: 30/09/2020. El presente proyecto tiene como objetivo el desarrollo de una capa de usuario multilingüe y dashboards para entornos web y windows de solución de Business Intelligence.

Proyecto Cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Beneficiario: Conecta Software Soluciones SLU. Nº expediente: PI2019010001. Inversión Aprobada: 6.444,80 €. Comienzo: 17/10/2018. Finalización: 16/10/2019. El presente proyecto tiene como objetivo el desarrollo de un software conector que automatiza la generación de catálogos virtuales para que la empresa pueda ofrecer en su Tienda online productos con una amplia descripción y con imágenes que hagan la experiencia del usuario más rica y completa.

© 2022 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CONECTA SOFTWARE

Contact