¿Ha creado WhatsApp una caja de Skinner con su última actualización?

agosto 16, 2021 Carlos Zapatero

La corriente conductista comenzó a desarrollarse en los inicios del siglo XX. Para analizar sus raíces es necesario acudir a los orígenes del asociacionismo de los filósofos ingleses, así como el funcionalismo, creado en la escuela de psicología estadounidense. Su estudio se basa en el empleo de procedimientos experimentales para analizar los comportamientos observables en el sujeto seleccionado para la ocasión.

conecta magazine estrategia de negocio ecommerce

Animales y personas eran los dos principales sujetos de acción de los psicólogos conductistas. Que analizan el comportamiento y la reacción del individuo a partir de los estímulos, su respuesta, y el entorno que englobaba a ambos elementos. Dentro de todo el elenco de importantes psicólogos que se encargaron de llevar todo tipo de análisis y estudios en torno a esta corriente, hay uno que destaca frente al resto: Se trata de Burrus Frederick Skinnner (1904), uno de los conductistas radicales más relevantes dentro del panorama psicológico, y el creador de la caja de Skinner.

¿Qué es la caja de Skinner?

Skinner se sirvió del aprendizaje instrumental que psicólogos anteriores como Ivan Pavlov y Edward Lee Thorndike llevaron a cabo y los elevó a un nuevo nivel. A través de una jaula cerrada y aislada acústicamente, se introducía un ratón (posteriormente se comenzaron a introducir palomas) que no pudiera ser alcanzado por ningún estímulo externo.

En esta jaula había una palanca, cuya presión provocaba la caída de una bola de comida. Esta misma palanca también conectaba con algo similar a un bolígrafo o pluma medio tamaño. En el momento en el que el ratón accionaba la palanca, el plumón marcaba el papel, registrando la frecuencia con la que se baja la palanca.

En el mismo momento en el que la rata queda introducida y explora el entorno, antes o después termina por accionar la palanca. En una primera etapa, la acción se produce cada un corto espacio de tiempo, coincidiendo con el tiempo que la rata necesita para masticar. De manera progresiva, la frecuencia se va ampliando. Hasta que la rata vuelve a tener hambre y, en ese momento, presiona la palanca de nuevo.

¿Cuál es el objetivo que perseguía Skinner?

Como buen psicólogo conductual, el interés del analista era el de comprender cómo el comportamiento humano cambia de acuerdo al efecto. En el caso de que la consecuencia de accionar la palanca sea agradable, el sujeto tiende a repetir el comportamiento. No ocurre lo mismo a la inversa. Cuando la respuesta es desagradable, se tiende a abandonar el proceso de manera progrsiva.

Skinner introducía, de manera repentina, diferentes variantes. A veces no caía comida con una única pulsación. Sino que era necesario accionar la palanca cinco o seis veces para recibir la comida. De este modo, el psicólogo iba analizando cuáles eran los comportamientos adoptados de acuerdo a las variaciones introducidas. Este estudio fue adaptándose a múltiples escenarios de trabajo, extrapolando el comportamiento de los animales a la conducta humana. Sus resultados fueron especialmente satisfactorios en diferentes campos, especialmente en el de la adicción al juego. 

En el libro Un pequeño empujón, Premio Nobel de Economía 2017, tenemos acceso a una gran demostración sobre cómo es posible manipular a grandes grupos de personas, o sujetos individuales, para que tomen decisiones deseadas en un contexto en el que, aparentemente, no existen coacciones. Por medio de pequeños impulsos, a menudo invisibles, las instituciones permiten incentivar la acción sin mercar la libertad de elección de los ciudadanos. Una actitud que se engloba dentro del concepto de paternalismo libertario.

Caja de Skinner, tecnología y medios de comunicación

Como hemos podido comprobar, en la caja de Skinner el entorno está controlado en todo momento. Las actitudes de los sujetos son predecibles en todo momento. Pese a que éste durante todo el proceso piensa que las decisiones son suyas.

Cuando navegamos por internet, los usuarios nos concebimos a nosotros mismos como libre pensadores. Con la falsa creencia de que nuestras acciones no están determinada por ningún elemento. Obviando en todo momento elementos tales como la condicionalidad o la determinación.

En una era dominada por las redes sociales, las principales plataformas han focalizado sus esfuerzos en adaptar su contenido lo suficiente como para poder captar la atención de los usuarios el máximo posible. En clara apología a la tan temida economía de la atención.  Y no solo las redes sociales, injustamente negativamente categorizadas en ocasiones, también una de las principales fuentes de conocimiento y de opinión: los medios de comunicación. Con el scroll infinito tenemos el mejor ejemplo. Sin duda, el mejor ejemplo de comportamiento condicionado. ¿Qué se busca mediante el scroll infinito? Atraer el máximo número de tiempo la atención del usuario.

El caso de WhatsApp

A medidados del mes de julio saltaba la noticia: WhatsApp incorporaba una de las funcionalidades más esperadas por parte de su comunidad. Los chats archivados quedarán ocultos a efectos del usuario. No hará falta silenciarnos, siquiera. Desde el mismo momento en el que optemos por archivar el chat, éste ocultará todas las notificaciones. Además de los clásicos globos.

Anteriormente a esta decisión estratégica, los chats archivados volvían a nuestro timeline visible en el momento en el que recibíamos un nuevo mensaje. Ahora ya no se produce esta situación. Sin embargo, el equipo de estrategas que se encuentran detrás de las funcionalidades de la aplicación no ha querido dejar la oportunidad de captar la atención de sus usuarios.

Y, para ello, se ha servido de un diminuto número que, en el momento de acceder a la aplicación, reclama nuestra atención. Según el número de conversaciones activas que tengamos en la pestaña de archivados, éste va cambiando. Al más estilo de caja de Skinner, WhatsApp modifica por completo la conducta del usuario bajo una premisa muy clara: ¿Quieres ver los remitentes de tus mensajes? Entonces, tendrás que acceder a un espacio que, habitualmente pasaría completamente desapercibido, para recibir el premio que tanto necesitas.

Get in Touch
newsletter

Suscríbete al newsletter sobre ecommerce y transformación digital.

Además, te regalamos el primer capítulo del libro
«Conecta tu negocio. La transformación digital de los canales de venta»


newsletter
Get in Touch
Contact
conecta-logo-blanco-retina

Producto

Info

Soporte

Conecta tu Negocio.

922-014-341

Proyecto Cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo y el Fondo Social Europeo (FSE) . Beneficiario: Conecta Software Soluciones SLU. Nº expediente: IPI2020010003. Inversión Aprobada: 71.895,20 €. Comienzo: 23/07/2020. Finalización: 20/01/2023. El presente proyecto tiene como objetivo el Desarrollo de una solución de movilidad comercial.

Proyecto Cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Beneficiario: Conecta Software Soluciones SLU. Nº expediente: EATIC2019010001. Inversión Aprobada: 173.800,00 €. Comienzo: 01/04/2019. Finalización: 30/09/2020. El presente proyecto tiene como objetivo el desarrollo de una capa de usuario multilingüe y dashboards para entornos web y windows de solución de Business Intelligence.

Proyecto Cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Beneficiario: Conecta Software Soluciones SLU. Nº expediente: PI2019010001. Inversión Aprobada: 6.444,80 €. Comienzo: 17/10/2018. Finalización: 16/10/2019. El presente proyecto tiene como objetivo el desarrollo de un software conector que automatiza la generación de catálogos virtuales para que la empresa pueda ofrecer en su Tienda online productos con una amplia descripción y con imágenes que hagan la experiencia del usuario más rica y completa.

© 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CONECTA SOFTWARE

Contact