fbpx
septiembre 21, 2022 Conecta Software

Según la RAE, el concepto de “emerger” hace referencia a “brotar, salir a la superficie del agua u otro líquido”. En su aplicación en el ámbito tecnológico, el término de emergencia (de emerger) se relaciona con una nueva solución, producto, aplicación o servicio que irrumpe en un escenario ya establecido y que, por su idiosincrasia, permite redefinir una naturaleza que ya había sido dibujada previamente. Y que, además, promete una serie de condiciones muy ventajosas en concepto de optimización y eficiencia.

La Inteligencia Artificial ejemplifica esta condición en toda su extensión. Su impacto no es para menos. Según McKinsey, el 70% de las empresas habrán adoptado algún tipo de tecnología de Inteligencia Artificial en el año 2030. Una tendencia que demuestra el rendimiento que se espera de la misma. No obstante, litigia de frente con una cuestión muy relevante: los derechos fundamentales. Y, en consecuencia, con la legislación existente.

Participación democrática, privacidad, vigilancia… Y la Inteligencia Artificial como ente regulativo

Se debe partir de la hipótesis natural de que la Inteligencia Artificial no es buena o mala por sí misma. Dependerá del uso que se realice de la misma, y por ende de su regulación, la perspectiva final que asuma. Desde sus primeras manifestaciones, el concepto de Inteligencia Artificial siempre ha tenido una relación directa con el término de innovación. Una innovación que si no se acota en un tiempo, espacio y forma, puede traducirse en una notable amenaza para el desarrollo de los derechos humanos.

Si dejamos en manos de los algoritmos de IA la moderación del contenido web o se desarrollan conceptos como la vigilancia biométrica, como ya tenía intención de aplicar Mercadona hace ya unos años, estaríamos violando derechos relacionados con la participación democrática.

De manera inherente, cualquier algoritmo que basa su actividad en la interpretación y análisis de conjuntos masivos de datos, tiende por inercia y naturaleza violar los derechos de protección de datos. Llegando en muchos casos, incluso, a acentuar todavía más las desigualdades existentes en materia social.

Desde el momento en el que se logre nutrir a nuestra Inteligencia Artificial con bases de datos excesivamente sesgados, es probable que la IA comience a fallar con una notable tasas de reincidencia. Y es en ese punto cuando debe entrar de facto un ente regulatorio que impida convertir estos errores en una mala praxis que pueda llegar a perpetuar o acentuar una desigualad.

El caso de Reino Unido y su intento de medir el rendimiento escolar

En el año 2020, tal y como recoge el diario británico The Guardian, el Ministerio de Educación inglés utilizó un algoritmo que permitía evaluar el rendimiento de los estudiantes. El 40% de los mismos recibieron hasta un 40% de notas más bajas que las que fueron dictadas por los equipos docentes inicialmente.

Entre las diferentes conclusiones que se extrajeron, la más llamativa fue la inclinación del algoritmo hacia los estudiantes que participaban en colegios privados frente a los que lo hacían en entidades públicas. Demostrando sus notables limitaciones.

El uso de Inteligencia Artificial en la actualidad

Los usos de la Inteligencia Artificial en el momento actual son muy variados y engloban diferentes realidades. En muchos casos, ni siquiera el ser humano tiene la percepción de estar guiado a través de esta tecnología. Para ello, nos encontramos con campos como la publicidad, el sector de la traducción, la redacción o el diseño gráfico. Además de las recomendaciones de compras, la banca, y la mayoría de las decisiones que podemos tomar en el sector turístico en el momento de llevar a cabo cualquier reserva.

En todos los campos mencionados hasta el momento actual, los datos personales y biométricos actúan como la principal vía que se utiliza para su nutrición. Sin embargo, ¿no debería existir una regulación en torno al uso que se hace de este conjunto de datos?

Cuando la ética conoce a la Inteligencia Artificial

La pregunta, ahora, es: ¿Cuál es el código ético que rige a la Inteligencia Artificial? Si volvemos a acudir a la propia RAE, mediante el concepto de ética se hace referencia al “Conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona en cualquier ámbito de la vida“. Además de añadir de tildarse como adjetivo “recto, conforme a lo moral“.

La Inteligencia Artificial atañe un importante riesgo a la concepción de ética tal y como la conocemos. La explicación se debe a que no encontramos ninguna regulación, organismo o motor que se encargue de valorar el comportamiento ético de las aplicaciones. En la mayoría de los casos, la evaluación final de la decisión tomada por parte del software en cuestión depende del contexto en el que nos encontremos, siendo completamente dependiente de éstos.

Ética vs Derecho

A nivel social, los dos entes que siempre regulan el orden del mismo son tanto la ética como el derecho. En términos generales, ambos tienen un mismo objetivo: lograr obtener el mejor resultado a partir de un conjunto de acciones que se suceden entre ellas.

La perspectiva desde la que se abordan ambos elementos difiere de manera considerable entre sí. Mientras que la ética trata de actuar de un modo preventivo, el derecho se utiliza para castigar aquellos comportamientos que no se definen dentro de un marco legal establecido previamente.

Uno de los motivos por los que la ética siempre ha estado considerada como una de las mejores opciones cuando se trata de regular cualquier comportamiento es por el buen rendimiento que demuestra una vez se establecen los criterios adecuados a cada contexto particular. Además, también desprende una mayor agilidad y rapidez.

AESIA: Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial

La Ley de Presupuestos Generales del Estado 2022 incluye una partida presupuestaria para la creación de la Agencia Española de Supervisión de Inteligencia Artificial (AESIA). SU repercusión ha sido notable desde todos los puntos de vista.

Recientemente, y tal y como ya mencionamos el pasado 20 de septiembre en nuestro podcast, Conecta Shots, hasta medio centenar de organizaciones especializadas en el estudio de la ciencia social han solicitado formar parte de su creación con el objetivo de establecer regulaciones mucho más equitativas para las personas.

El Gobierno de España ha optado por crear un organismo completamente desvinculado de cualquier otro. Creando el escenario idóneo para poder llevar a cabo una regulación que se antoja tan completa como necesaria. Las acciones que se ejecuten desde el propio organismo quedarán completamente enmarcados dentro de la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial.

Esta nueva agencia, adscrita a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (IA), estará dotada de personalidad jurídica pública, patrimonio propio, autonomía en su gestión y potestad administrativa. Además, deberá actuar con plena independencia, de forma objetiva y transparente” afirma la propia web del Gobierno de España.

Al mismo tiempo, se define el objetivo de llevar a cabo todo el entramado de medidas que se destinen a la minimización de los riesgos significativos sobre la Inteligencia Artificial en torno a la seguridad y la salud de las personas. Además de lo relacionado con los derechos fundamentales. Trabajando en estrecha relación con el resto de organismos similares que se creen en la Unión Europea.

Contact

Suscríbete a Conecta Week

Newsletter & Podcast semanal sobre ecommerce. Súmate a 8000+ suscriptores y recibe las noticias clave en tu bandeja de entrada.


Producto

Info

Soporte

922-014-341

Conecta tu Negocio.

Esta empresa ha recibido un préstamo participativo de la línea de “Creación y Desarrollo de PYMEs Innovadoras” del Fondo Canarias Financia 1 y cuenta con una cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional del 85% proveniente del Programa Operativo FEDER de Canarias 2014-2020, contribuyendo al cumplimiento de los objetivos del eje prioritario 1 “Potenciar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación “, Objetivo Específico 1.2.1 “Impulso y promoción de actividades de I+i lideradas por las empresas, apoyo a la creación y consolidación de empresas innovadoras y apoyo a la compra pública innovadora”.

Proyecto Cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo y el Fondo Social Europeo (FSE) . Beneficiario: Conecta Software Soluciones SLU. Nº expediente: IPI2020010003. Inversión Aprobada: 71.895,20 €. Comienzo: 23/07/2020. Finalización: 20/01/2023. El presente proyecto tiene como objetivo el Desarrollo de una solución de movilidad comercial.

Proyecto Cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Beneficiario: Conecta Software Soluciones SLU. Nº expediente: EATIC2019010001. Inversión Aprobada: 173.800,00 €. Comienzo: 01/04/2019. Finalización: 30/09/2020. El presente proyecto tiene como objetivo el desarrollo de una capa de usuario multilingüe y dashboards para entornos web y windows de solución de Business Intelligence.

Proyecto Cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Beneficiario: Conecta Software Soluciones SLU. Nº expediente: PI2019010001. Inversión Aprobada: 6.444,80 €. Comienzo: 17/10/2018. Finalización: 16/10/2019. El presente proyecto tiene como objetivo el desarrollo de un software conector que automatiza la generación de catálogos virtuales para que la empresa pueda ofrecer en su Tienda online productos con una amplia descripción y con imágenes que hagan la experiencia del usuario más rica y completa.

© 2022 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CONECTA SOFTWARE

Contact